10 maneras de amarse a sí mismo y curarse de la codependencia

  1. Salud
  2. Salud Mental
  3. Codependencia
  4. 10 maneras de amarse a sí mismo y curarse de la codependencia

Libro Relacionado

Codependency para tontos, 2nd Edition

Por Darlene Lancer

El mejor consejo para curarse de la codependencia sería:»Ámate a ti mismo». Hacer eso puede sonar extraño porque estás tan acostumbrado a amar a otras personas. Puede que no sepas cómo quererte. El amor implica tanto acciones como sentimientos. Piensa en los que amas. Quieres conocerlos, apoyarlos, animarlos, darles, y hacerlos felices. ¿Haces eso por ti mismo?

Tener una práctica espiritual

Ámese a sí mismo pasando tiempo solo. Ya sea que usted crea o no en Dios, una práctica espiritual es un medio excelente para crear una relación más profunda con su ser. Qué mejor manera de honrarte que reservando un poco de tiempo cada día.

Una práctica espiritual no requiere creencias religiosas. Su intención puede ser simplemente encontrar un lugar centrado y tranquilo para acceder a la guía interior, para desarrollar reverencia por la vida, o para experimentar armonía consigo mismo y con los demás. Escuchar y encontrar su verdad le da mayor confianza, claridad y paz. Le ayuda a dejar ir el control y no reaccionar, a pesar de lo que está sucediendo a su alrededor.

Recibir apoyo

Ámese a sí mismo pidiendo y recibiendo ayuda. Los seres humanos son animales sociales y se necesitan unos a otros. Cuando estás solo, confundido, ansioso, abrumado, o en los basureros, alcanzar es una manera de darte a ti mismo. A veces, acudir a Dios trae consuelo y guía. Otras veces, sus emociones toman el control, y usted es incapaz de pensar o calmarse. Es cuando necesitas a otros.

Hay momentos en que todos necesitan apoyo. Cuando los problemas persisten y no desaparecen por sí solos, se necesita más de lo que los amigos pueden ofrecer. Desafortunadamente, algunas personas creen que pedir y recibir ayuda son signos de debilidad. Si usted está acostumbrado a ayudar a otros, probablemente no se sienta digno de recibir ayuda o cómodo para hacerlo.

Cambiar ese patrón es crecimiento. Ya sea que vaya a una reunión o busque asesoramiento profesional, obtener apoyo no es una indulgencia o un defecto de carácter. De hecho, se necesita honestidad para conocer sus límites, y humildad y valor para pedir ayuda. Hacerlo permite que otros den y se sientan cerca de ti. Apreciar su amor y apoyo es humano y saludable.

Satisfaga sus necesidades

Amaos a vosotros mismos atendiendo a vuestras necesidades. Si has estado atendiendo las necesidades de otros pero descuidando las tuyas propias, es hora de cambiar eso y ponerte a ti mismo en primer lugar. Lo contrario también sucede – usted espera que otros satisfagan las necesidades que son de su responsabilidad.

Asegúrese de atender sus necesidades físicas básicas, tales como alimentación saludable, descanso, ejercicio y chequeos médicos y dentales. Preste especial atención a las necesidades que pueda estar pasando por alto. Cuando estés solo, triste, enojado, asustado, abrumado, confundido, cansado o sintiéndote como una víctima, pregúntate qué necesitas. Si usted está deprimido, es posible que haya estado evitándose y descuidándose durante mucho tiempo.

Algunas necesidades son satisfechas por otros, como las necesidades de intimidad y amistad. Es su obligación hablar y pedir lo que necesita y quiere. Esperar que otros lean tu mente lleva al resentimiento y al conflicto.

Diviértete

Ámese a sí mismo planificando el placer, la recreación y los pasatiempos. Estas también son necesidades. Concentrarse en un problema a menudo lo empeora. Sin equilibrio, el dolor puede convertirse en autocompasión y convertirse en una forma de vida. También hay personas que se toman a sí mismas demasiado en serio. Desarrollan una visión de túnel cuando se trata de trabajo y problemas. Para ellos, vivir es una lucha, una competencia o una prueba de resistencia y logros.

Es posible que haya olvidado cómo reír y divertirse, lo cual es importante para mantener el equilibrio en la química de su cuerpo y en su vida. La vida no está hecha para ser una carga, sino para ser disfrutada. Celébralo haciendo tiempo para relajarse, jugar y ser creativo – actividades que son rejuvenecedoras y que lo llevan al presente.

A veces, cuando te tomas un descanso y te diviertes -incluso por poco tiempo- tus preocupaciones se disuelven mágicamente, y obtienes una nueva perspectiva sobre un problema. El placer restaura la energía y la sensación de bienestar, lo que no sólo nutre el alma, sino que también aumenta la productividad y la calidad del trabajo.

Protéjase

Ámese a sí mismo protegiéndose del abuso físico, mental y emocional. Amar a alguien no significa que tengas que aceptar palabras o comportamientos insultantes o degradantes. Si usted piensa que está siendo abusada, no malgaste su energía o arriesgue su seguridad tratando de cambiar al abusador, explicando su posición, o probando su inocencia. No tiene importancia.

Usted no causó, ni es responsable por las palabras o el comportamiento de otras personas, pero sí tiene la responsabilidad de protegerse a sí mismo y a sus hijos. Usted tiene la opción de hablar, establecer límites, desentenderse de la conversación, salir de la habitación, conseguir ayuda profesional, llamar a la policía cuando hay violencia, o terminar la relación.

Acéptese

Ámese a sí mismo como el individuo único que es, incluyendo su apariencia, sentimientos, pensamientos y adicciones. No tienes que ganarte el respeto ni probar nada. Mereces amor y respeto como ser humano con defectos y fracasos. Fíjese si está tratando de cambiar para la validación de otra persona. En vez de eso, recuérdate a ti mismo que ser tú mismo es más importante. Cuando practicas la autoaceptación, dejas de preocuparte por lo que piensan los demás y puedes ser más auténtico y espontáneo.

Llegar a ser y aceptarse a sí mismo toma tiempo. Forzar el cambio con una constante autoevaluación y autoevaluación te mantiene atascado, pero la autoaceptación permite que el cambio suceda con poco esfuerzo. Cuando se resbale o cometa errores, recuerde que la autocrítica los agrava. Es mucho más productivo perdonarse a sí mismo y enfocarse en su comportamiento en el presente.

Suavízate a ti mismo

Amaos a vosotros mismos con dulzura y compasión. Modula tu voz interior para que sea tranquila y amable. Cuando tienes miedo o dolor, culparte a ti mismo o pensar que hay algo malo en ti hace que las cosas empeoren. Cuando te sientas tentado a ignorar tus sentimientos y distraerte con más actividad, obsesiones o comportamiento adictivo, practica simplemente estar contigo mismo.

Sé el que está ahí para ti con gentileza y compasión en tu ansiedad, tristeza, desesperanza, enojo y terror. El niño dentro de ti te necesita. Consuélese con toda la ternura que le daría a un niño llorando o a un animal herido. Escucha, perdona y abraza tu humanidad. Desarrolle la confianza en sí mismo.

Anímese

Ámese a sí mismo con ánimo y entusiasmo. Transforma tu crítica interior en un coach positivo. Acostúmbrese a encontrar las cosas que hace bien y a reconocerlas. No espere a que otros lo aprecien y lo feliciten. Apreciarse y elogiarse a sí mismo.

De hecho, repita los elogios una y otra vez. En lugar de dar por sentadas tus buenas cualidades, fíjate en ellas y date crédito a ti mismo. Busque las cosas pequeñas que hace bien y bien. Qué bien se siente el estímulo auditivo! Deja de dudar de ti mismo y presta atención a cada pequeño signo de progreso hacia tus metas. Dígase a sí mismo que puede lograrlo, que puede hacer lo que desee. Cuando te amas a ti mismo con ánimo, observa cómo crece tu confianza en ti mismo y tu éxito:

Exprésate

Ámate a ti mismo expresándote. Tu yo ha estado escondido demasiado tiempo. Curar la vergüenza requiere que te arriesgues a ser visto. Comprométase a dejar de esconderse y honrarse comunicando sus sentimientos, opiniones, pensamientos y necesidades. Usted tiene derecho a pensar y sentir lo que hace sin explicación ni justificación. Su autoestima y el respeto que recibe de los demás crecerá.

La autoexpresión también incluye tu creatividad. Exprésate a través de la música, la escritura, el diseño, el arte, la cocina, la artesanía, la danza o dondequiera que tu creatividad te lleve. Dile a tu Crítico interior que estás creando por diversión y que no te moleste.

Persigue tus pasiones

Ámate a ti mismo siguiendo tus pasiones. Sólo tú tienes las llaves de tu felicidad. Hablar de ti mismo para no perseguir tus deseos te lleva al descontento y al arrepentimiento. Incluso si sus deseos son poco prácticos o no rentables, no permita que esos obstáculos lo desanimen.

Todos los días, dé un pequeño paso hacia la realización de sus metas o haga algo que le emocione. Si no estás seguro de tus pasiones, presta atención a lo que te estimula. Escucha lo que te llama, sigue tu inspiración, y toma riesgos para experimentar la plenitud de lo que eres.

Si usted está deprimido o abrumado, puede ser difícil pensar en metas positivas. Por ahora, haga de su recuperación su objetivo número uno. Con el tiempo, tendrás más energía y motivación sobre el futuro y tus deseos. Sea paciente. Las metas o una dirección específica eventualmente emergen.

ADD YOUR COMMENT