10 Preguntas para el Psiquiatra o Terapeuta

Para ser un consumidor inteligente en el mundo de los médicos y terapeutas, usted tiene que evaluar las credenciales y calificaciones de su cuidador, tomar decisiones informadas sobre el tratamiento de su trastorno bipolar, determinar cómo puede saber si el tratamiento está funcionando y saber qué hacer si comienza a sentirse peor.

Este artículo proporciona una lista de preguntas para preguntarle a un psiquiatra o terapeuta para obtener la información que necesita. (Si tiene otras preguntas, escríbalas para que recuerde hacerlas).

La investigación muestra que los resultados médicos mejoran dramáticamente cuando los pacientes tienen el poder de hacer preguntas y participar activamente en su cuidado. No asuma que el médico tiene todas las respuestas y le dirá todo lo que necesita saber. Sea proactivo. Usted tiene el derecho de pedir aclaración, simplificación o más información en cualquier momento de su cuidado.

  • ¿Cuánta experiencia tiene en el tratamiento del trastorno bipolar? Algunos psiquiatras y terapeutas son como los médicos generales, mientras que otros se especializan en áreas particulares, como el trastorno bipolar, la depresión, los trastornos de ansiedad o la esquizofrenia. Otros se especializan en el tratamiento de niños y adolescentes. Los profesionales que tienen más experiencia en el tratamiento del trastorno bipolar pueden estar más en sintonía con las muchas maneras en que las personas experimentan el trastorno bipolar y están mejor equipados para revisar su historial y hacer las preguntas pertinentes para identificar eficazmente los patrones de su afección. También pueden tener una gama más profunda de experiencias con diferentes tratamientos y saber cómo aplicar su comprensión de cómo la gente ha respondido a ellos a lo largo de los años.
  • ¿Es difícil conseguir una cita? Si usted no puede ir a ver a su médico o terapeuta cuando su estado de ánimo comienza a cambiar, él no puede ayudarle mucho. Así que antes de elegir un psiquiatra o terapeuta, asegúrese de no tener que esperar tres meses antes de su próxima cita. (Llegar a una cita inicial con el médico puede tomar más tiempo porque esas citas son más largas). Pregúntele a la oficina con cuánta anticipación necesita llamar para hacer una cita de seguimiento para que pueda hacerse una idea de lo difícil que es entrar a ver a este médico o terapeuta en particular.
  • ¿Puedo ponerme en contacto con ustedes durante una crisis? Noches, fines de semana y días festivos – las tres veces que más necesita a su médico o terapeuta, ella está en casa, pasando tiempo con sus amigos y familiares. ¡Qué cara tienen estos médicos! Todo el mundo, incluso los médicos y terapeutas, necesitan algo de tiempo libre, pero como persona con trastorno bipolar, se necesitan algunos números para llamar en caso de crisis. Los médicos y terapeutas tienen una variedad de sistemas para emergencias fuera del horario de atención. Pida la política y los procedimientos de su médico, que deben incluir la siguiente información: Número de consultorio: Cuando llame a la oficina fuera de horario, un mensaje grabado debe proporcionar instrucciones para las llamadas de emergencia: ¿Utiliza el médico un servicio de respuesta que pueda comunicarse con ella? ¿Llama a su teléfono celular o al de su casa para emergencias? Nombre y número de la persona que cubre al médico o terapeuta cuando está fuera: El número de emergencia del hospital o centro de salud mental donde se debe acudir en caso de crisis: Si usted está en medio de una crisis de salud mental y no puede ponerse en contacto con su médico, ¿adónde debe ir? pregunte cuánto tiempo le toma típicamente a su médico o terapeuta devolver las llamadas si necesita dejar un mensaje.
  • ¿Cuál es el diagnóstico y cómo se llegó a él? A veces un médico prescribe medicamentos sin dar un diagnóstico final, especialmente cuando existe cierta incertidumbre. Por ejemplo, si un paciente experimenta manía, el médico puede recetarle un medicamento antimaníaco sin diagnosticar trastorno bipolar hasta que tenga la oportunidad de descartar otras posibilidades; sin embargo, su médico tendrá algunas ideas (diagnósticos de trabajo, como a menudo se les llama) que impulsan sus opciones de tratamiento. Si su médico no menciona un diagnóstico, pídale que le explique sus pensamientos y los posibles diagnósticos que está considerando. Usted tiene derecho a entender lo que él piensa que puede estar sucediendo y por qué está eligiendo planes de tratamiento en particular, y la forma en que su médico llegó a su diagnóstico puede ser tan importante como el diagnóstico en sí. Asegúrese de que su médico haya considerado su historial familiar, cualquier episodio previo del estado de ánimo, la posibilidad de síntomas inducidos por medicamentos o sustancias, otras condiciones médicas que puedan estar causando síntomas y aspectos de su vida que puedan estar causando estrés o insomnio o que estén contribuyendo a los síntomas.
  • ¿Cuál es el plan de tratamiento? Su médico puede darle una o más recetas de antidepresivos, antimaníacos, antipsicóticos o sedantes, pero su medicamento no constituye su plan de tratamiento completo. En la mayoría de los casos, usted debe tener un médico y un terapeuta; lo ideal es que trabajen juntos para desarrollar un plan de tratamiento específico para usted. Por lo general, el médico maneja los medicamentos y el terapeuta se encarga de todo lo demás, aunque algunos médicos participan más activamente en el panorama general del tratamiento.Su plan de tratamiento debe incluir lo siguiente: MedicamentosTerapia individual, autoayuda y cambios en el estilo de vidaEducación familiar y, posiblemente, terapia familiarInstrucciones sobre qué hacer si su estado de ánimo comienza a cambiarCuando su médico le recomiende un cambio de medicamento, asegúrese de preguntar cuál es el objetivo del cambio y cómo usted y su médico evaluarán si el cambio cumplió con su objetivo.en el mundo real, tener acceso a un psiquiatra y terapeuta no siempre es posible. En tales casos, usted puede confiar en su médico de atención primaria, en la autoayuda, en los cambios de estilo de vida, en la familia y los amigos, y en los recursos de la comunidad.
  • ¿Cuándo puedo esperar sentirme mejor? Es probable que su médico y su terapeuta le digan que sea paciente, pero usted debe saber de antemano lo que significa paciente. ¿Una semana? ¿Un mes? ¿Dos meses? En la mayoría de los casos, usted puede esperar ver alguna mejoría en una o dos semanas, pero algunos medicamentos pueden tomar de cuatro a seis semanas o incluso más tiempo para ser completamente efectivos. Por lo general, su médico le hará un seguimiento de dos a cuatro semanas después de su cita inicial o después de que usted comience un nuevo medicamento para evaluar la efectividad del tratamiento y monitorear los efectos secundarios. Si te sientes muy inestable, es posible que ella quiera verte incluso antes. Si el médico le dice que regrese en más de un mes después de que usted comienza un nuevo medicamento, averigüe por qué no quiere seguir su situación más de cerca.
  • ¿Cómo sabré que estoy mejorando? Con el trastorno bipolar, sentirse mejor puede convencerte de que estás mejor incluso cuando no lo estás, sobre todo si estás entrando en un estado de manía. Pídale a su médico más señales objetivas de que su salud mental está mejorando.Cuando un episodio de depresión está desapareciendo, usted puede experimentar estos signos: Dormir más regularmente y dormir mejorHacer más con menos esfuerzo – en otras palabras, mejor energíaSocializar másCrecer menosPensamientos disminuidos de muerte o suicidioCuando se recupera de un episodio de manía, estos signos pueden aparecer:Más sueño en general y menos sueño inquieto en generalEstabilidad sostenida en los patrones de pensamiento – no correr o volar de un tema a otroReducción en el habla presionada (rápida, hablar sin parar)Niveles de energía y actividad más típicosMenos y menos intensos enfrentamientos con los demásMayor capacidad para controlar los impulsosMenos irritabilidad
  • ¿Qué debo hacer si me siento peor? Obtener la combinación correcta de medicamentos requiere comunicación entre usted y su médico. Poder ponerse en contacto con su médico entre visitas es especialmente importante cuando usted está comenzando a tomar medicamentos por primera vez. Algunos medicamentos pueden no funcionar para usted o pueden tener un efecto adverso en usted. Si su condición no mejora o empeora o si tiene una mala reacción al medicamento (como sarpullido o falta de aliento), comuníquese con su médico, quien puede sugerirle uno o más de los siguientes pasos: Deje de tomar el medicamento.Siga tomando la medicación para ver si el efecto secundario se estabiliza o si los efectos deseados aparecen y luego llame o venga a la oficina en unos pocos días.tome una dosis más baja de la medicación.tome una dosis más alta de la medicación.agregue algo más a la medicación.asegúrese de hacer un seguimiento de todas estas acciones con llamadas telefónicas adicionales o visitas al consultorio para optimizar aún más su plan de tratamiento.
  • ¿Cómo escogió esta medicina y qué puede pasar cuando la tomo? La mayoría de los médicos le dan una receta para los medicamentos que creen que van a ser más eficaces y tienen menos posibilidades de causar efectos secundarios graves. El médico siempre debe revisar con usted cómo eligió este medicamento en lugar de otros (alternativas) y revisar cuidadosamente los efectos potenciales y los efectos secundarios del medicamento que ha elegido para recetarle. Asegúrese de que su médico haya respondido a las siguientes preguntas antes de que le pida el talonario de recetas: ¿Qué tan efectivo es el medicamento para tratar los síntomas que tengo?¿Cómo interactuará este medicamento con otros medicamentos recetados y productos de venta libre y con otras sustancias, incluyendo el alcohol y la cafeína? asegúrese de conocer siempre los posibles efectos secundarios e interacciones de un medicamento antes de comenzar a tomarlo para que sepa a qué debe prestar atención. Con una lista de los efectos secundarios potenciales más comunes y más graves, pregúntele qué debe hacer si nota cualquier signo de que puede estar experimentando uno de ellos.
  • ¿Trabajarán con mis otros proveedores? El tratamiento coordinado, especialmente entre su médico y su terapeuta, es un componente esencial del éxito. Pregúntele a su médico y a su terapeuta si están dispuestos a intercambiar notas. Si desea que los miembros de su familia, amigos y otros no profesionales participen en la discusión sobre el tratamiento, pregúnteles a los médicos si están dispuestos a hablar con las personas de su red de apoyo. Su médico y terapeuta no pueden discutir legalmente su condición o tratamiento con nadie a menos que usted haya firmado formularios de consentimiento para ellos.
  • Leave a Reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *