10 recordatorios diarios para recuperarse de la codependencia

  1. Salud
  2. Salud Mental
  3. Codependencia
  4. 10 recordatorios diarios para recuperarse de la codependencia

Libro Relacionado

Codependency para tontos, 2nd Edition

Por Darlene Lancer

Aquí hay diez recordatorios diarios – cinco de lo que se debe y cinco de lo que no se debe hacer – para ayudarle a sanar de la codependencia. Escríbalas en su diario y compruébelo usted mismo cada día. Esto le ayudará a recordar y acelerar su recuperación.

Concéntrate en ti mismo

Recuerde que centrarse en los demás es el sello de la codependencia. Es fácil retroceder y preocuparse por pensar en sus seres queridos, preocuparse por sus problemas o preguntarse qué están pensando o qué dijeron, hicieron o no hicieron.

Por otro lado, usted cosecha una multitud de beneficios al enfocarse en su propia vida. Los únicos pensamientos y comportamientos que puedes controlar son los tuyos. Cada vez que vuelves a poner tu atención en ti mismo, te estás recuperando convirtiéndote en tu propio centro y maestro de tu vida. Ocúpate de tus asuntos y deja que otras personas vivan sus vidas. Usted siempre tiene la opción de cómo responder.

A lo largo del día, preste atención a lo que siente y necesita y a si sus pensamientos le están ayudando. Pregúntese qué es necesario para satisfacer sus necesidades y metas. Esto suena como mucho trabajo. Lo es, y tú lo vales. Incluso si usted es sólo 10 por ciento efectivo, eso es 110 por ciento más efectivo que cuando está pensando en otra persona, sobre la cual no tiene control.

Suelta

Recuerde que la negativa a aceptar la realidad causa dolor, y usted crea más dolor cuando intenta controlar, resistir o escapar de la realidad y de sus sentimientos al respecto. Aceptar la realidad es un paso hacia la salud emocional y la madurez.

Ya sea la pérdida de un ser querido, sus propias limitaciones, la decisión o los sentimientos de otra persona, o una infancia infeliz, «dejar ir» es un recordatorio para encontrar la realidad con ecuanimidad. A veces, todo lo que se necesita es conciencia y un cambio de perspectiva; otras veces, se trata de un duelo. En la mayoría de los casos, requiere un reconocimiento profundo y un recordatorio constante de que usted no tiene el control de otras personas, situaciones y eventos.

Permitir tus sentimientos es parte del proceso de dejar ir. El pasado también está fuera de tu control. Habitar en lo que «deberías» haber dicho o hecho es el arma favorita del crítico. Reflexionar sobre el pasado para enmendar y crecer es útil, pero rumiar sobre ello es infructuoso.

Confíe en su experiencia

Recuerde que debe prestar atención y validar su propia experiencia. Poner la confianza en los demás tarde o temprano te decepciona. Dios puede haberte decepcionado a ti también. La recuperación significa desarrollar confianza en ti mismo. Buscar el amor, el prestigio, el dinero u otras personas en las que confiar sobre su propia experiencia eventualmente conduce a la confusión y al desánimo.

Si eres nuevo en la recuperación, es posible que no puedas confiar en nada, ni siquiera en ti mismo, porque has estado desconectado de tu experiencia interior durante años. Se necesita tiempo y práctica para escuchar y confiar en ti mismo. Cuanto más haga, más aumentará su confianza en sí mismo y su voluntad de arriesgarse. El desarrollo de la confianza es un proceso en evolución. A menudo sigue estas etapas:

  1. Confiar en un padrino, terapeuta o programa de Doce Pasos (ayuda a centrarte y calmarte)
  2. Confiar en Dios y/o en tu experiencia adquirida a través de la meditación y la lectura de material espiritual.
  3. Escuchar tus sentimientos, guía interna e intuición
  4. Aprender de la experiencia y de los errores
  5. Confiar en el proceso de riesgo, experiencia y fe en sí mismo

Honra tus sentimientos

Recuerde que honrar sus sentimientos es una manera de decir que usted y sus sentimientos son importantes. Tenga cuidado de evitar los sentimientos a través de la negación, la obsesión, el cuidado y el control. La recuperación significa experimentar, nombrar y permitir sus sentimientos. Si te quedas con ellos, se desvanecen, como una nube pasajera o un clima tormentoso. Si huyes de ellos, te siguen, hasta que te obligan a sentirte o a adormecerte.

Los sentimientos no son lógicos y no tienen que tener sentido racional. Eso no significa que sean menos válidos o significativos. Diario diario. Describa la situación que le molesta y pregúntese cómo se siente al respecto.

Nunca ignore, minimice o racionalice sus sentimientos, no sólo sus emociones, sino todas sus sensaciones corporales. Coma cuando tenga hambre, duerma cuando esté cansado y use una chaqueta cuando tenga frío. No ignore sus sentimientos y sensaciones porque alguien más tiene una experiencia diferente o no está de acuerdo. Tus sentimientos son tuyos, válidos y únicos. Tienes derecho a tus sentimientos sin explicación.

Sé tú mismo

Recuerda que eres único y que tu vida sólo ocurre una vez. Tienes una oportunidad de vivirla. Expresar plenamente tu verdadero Ser es lo que significa recuperarse. El esfuerzo y el autoconocimiento son necesarios para desarrollarte y convertirte en todo lo que estás destinado a ser. Cuando ustedes, por favor o manipulan por miedo, no están siendo auténticos. La auto-realización requiere que estés atento a tus sentimientos, valores, necesidades y deseos y que los traduzcas en acción auténtica y comunicación honesta. Esto requiere coraje. También se necesita apoyo para que esos cambios sean posibles.

No reaccione

Recuerda que las palabras y acciones de otras personas reflejan quiénes son, así como tus palabras y acciones te reflejan a ti. Si estuvieras en un restaurante con un compañero y empezaras a despotricar de una manera grosera u odiosa, no desacreditarías a tu amigo, ni su buen comportamiento se reflejaría bien en ti. Lo contrario también es cierto.

Cuando reaccionas a alguien más, pierdes tu poder y los problemas se intensifican. En lugar de reaccionar, escuchar, pensar, sentir y responder. Si no sabes qué responder, di que lo pensarás. Luego escriba acerca de sus desencadenantes y sentimientos. Considere opciones productivas en la situación que pueden incluir no hacer nada, una conversación sobre sus necesidades, establecer límites u obtener información y ayuda profesional.

No te apresures

Usted puede creer que, si no se esfuerza o se esfuerza más, no se logrará nada y se convertirá en un holgazán. Probablemente usted ya hace mucho y más de lo que le corresponde. El verbo «empujar» significa empujar, empujar, forzar, empujar, presionar, presionar. ¿Querrías trabajar para un jefe que hizo eso? ¿Esa persona vive dentro de ti? Presionarse a sí mismo hace la vida más difícil y menos agradable. Cometes errores y eres menos productivo.

No te preocupes

Acuérdate de relajarte. La preocupación alimenta tus miedos. No puedes saber lo que te depara el futuro, ni puedes anticipar tus sentimientos futuros. Cuando te preocupas, proyectas lo peor. Sus miedos crecen y crecen, estableciendo un círculo vicioso, hasta que pierden contacto con la realidad. El mundo y tu mente se convierten en lugares peligrosos. Sin embargo, es posible que los desastres que usted imagina nunca ocurran. Incluso si lo hacen, en el ínterin, se pierden momentos preciosos hoy en día. La preparación, por otro lado, difiere de la preocupación porque es una acción constructiva.

Tener una práctica espiritual te ayuda a permanecer en el presente. Cuando capte sus pensamientos que se desplazan hacia el pasado o el futuro, centre su atención en sus percepciones inmediatas: su respiración, sus sonidos y su entorno.

No intentes ser perfecto.

Recuerde que todo el mundo comete errores, pero los perfeccionistas no aceptan esta realidad ni a sí mismos. Ellos creen que su única opción es ser perfectos o fracasar. Tratar de vivir sin errores crea una tensión constante. Los humanos son imperfectos. Si no puedes admitir que cometes errores, es porque temes ser un error. Pero ser humano no es un error.

¿Qué tienen en común Scotchgard, penicilina y galletas con chispas de chocolate? Todos ellos se originaron de un error. Cuando se trata de creatividad, los errores pueden ser una bendición que lleva tu trabajo en una dirección no intencionada que nunca podrías haber imaginado.

Renunciar al perfeccionismo no es fácil. Cuando deje de intentar hacer las cosas perfectas, espere sentirse incómodo. Hacer algo «perfecto» puede tomar sólo unos segundos o puede ser imposible. Vea si puede dejar las cosas sin hacer, poco claras, o un poco desordenadas, sucias o asimétricas. Fíjate cómo te hace sentir. Cuestione sus creencias, practique el auto-perdón, y tenga charlas de corazón a corazón con su Crítico y Perfeccionista.

No aislar

Recuerde que la recuperación implica compartir sus problemas, acercarse y permitir que otros entren. El aislamiento es un mal hábito. Si usted tiende a aislarse cuando está deprimido o con dolor, probablemente se deba a que no ha tenido experiencias positivas de ser amado y consolado cuando lo estaba. Es posible que no se dé cuenta de que está solo, que necesita conexión con otros, o que necesita consuelo, y que no pueda imaginar que eso podría hacer que se sienta mejor.

La gente también se aísla por vergüenza o por sentirse como un extraño. Desafortunadamente, el aislamiento o el mantener la distancia refuerza esas creencias negativas, mantiene a la gente a distancia y previene la reestructuración de actitudes poco saludables. Hacer lo contrario es a menudo la manera de romper un hábito poco saludable.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *