12 pasos para usar la ira de manera constructiva

  1. Salud
  2. Salud Mental
  3. 12 pasos para usar la ira de manera constructiva

A través de técnicas apropiadas de manejo de la ira, usted puede usar su ira como un motivador para hacer cambios positivos a su alrededor. La ira constructiva involucra estas dos cosas:

  • Decidir a dónde quieres que tu ira te lleve
  • Llegar a ese destino a través de un proceso paso a paso

Antes de comenzar, recuerde las siguientes cosas:

  • Necesito razonar a través de mi ira.
  • Necesito poner mi ira en perspectiva.
  • No puedo hacer nada sobre lo que ha pasado para provocar mi ira.
  • La situación que me hizo enojar debe ser rectificada.
  • Necesito encontrar otras formas de expresar mi enojo.

Paso 1: Decida cómo quiere sentirse después de enojarse

Cómo usar el enojo es una elección. Si eliges usar el enojo constructivamente, generalmente esperarás que, después de terminar de expresarlo, lo harás:

  • Comprenda mejor a la persona con la que tuvo el intercambio de ideas.
  • Siéntete mejor con esa otra persona.
  • Siéntase más cerca de resolver los problemas entre usted y la otra persona.
  • Date cuenta de que las cosas nunca fueron tan malas como inicialmente pensaste que eran cuando te enojaste por primera vez.
  • Sentir que ambas partes se fueron sintiendo como si algo bueno hubiera pasado.
  • Tener menos conflictos en el futuro.

Por otro lado, si usted decide usar su enojo destructivamente, debe esperar los resultados opuestos – más conflicto en el futuro, más tensión entre usted y la otra persona, y así sucesivamente.

Paso 2: Reconozca su enojo

Una simple declaración será suficiente. Lo que usted quiere hacer es avisar a la otra parte en la conversación, haciéndole saber que las emociones están en juego aquí y que la emoción que usted está sintiendo es la ira.

No basta con que te reconozcas a ti mismo que estás enojado, sino que tienes que expresarle ese sentimiento a la persona con la que estás enojado.

Paso 3: Enfoque su enojo en el problema, no en la persona

Enfóquese en el tema que desencadenó su enojo, no en la persona que está al otro lado de ese tema. Cuando empieces a personalizar la ira, tu ira se volverá invariablemente vengativa.

Paso 4: Identificar la fuente de la ira

Este paso es fácil. Por qué? Porque la fuente de toda tu ira eres tú, todas tus emociones son un reflejo de ti mismo.

Inmediatamente, a medida que internalizas la fuente de tu enojo, empiezas a sentirte más en control de tu enojo. Ahora, la pregunta es: ¿Altera sus expectativas de esa otra persona o les aclara cuáles son esas expectativas y qué sucederá si no se cumplen sus expectativas?

Paso 5: Acepte que el problema que lo hizo enojar puede ser resuelto

Arreglar problemas es mucho más fácil que arreglar a la gente. Lo que tienes es una situación problemática. Trate de ser optimista. Sea de mente abierta. No tenga miedo de probar nuevas soluciones cuando las viejas no funcionan.

Si no se le ocurren nuevas soluciones posibles, hable con otra persona al respecto y vea lo que esa persona le sugiere. Después de que se te ocurra una nueva estrategia, úsala la próxima vez que te encuentres en esta situación.

Paso 6: Trate de ver las cosas desde la perspectiva de la otra persona

La ira es tan subjetiva que es difícil ver más allá de ella, ponerse en el lugar de la otra persona. Pero ver la situación desde la perspectiva de la otra persona es uno de los pasos más esenciales para usar la ira de manera constructiva.

La manera más fácil de entender por qué la otra persona piensa, siente o actúa de la manera en que lo hace es invitándola a dar su opinión. Si no le das a la otra persona la oportunidad de decirte de dónde viene, te dejas especular – y las probabilidades lo son, adivinarás incorrectamente.

Paso 7: Coopera con la otra parte

Consiga la cooperación de la persona con la que está enojado para resolver el problema. En el momento en que usted comienza a compartir la responsabilidad de resolver un problema que produce enojo, la intensidad de su enojo disminuye.

Paso 8: Mantener un tono civilizado durante todo el proceso

Lo que usted dice con enojo no es lo que causa problemas – es el tono en el que lo dice. Si puedes mantener un tono civilizado en tu conversación, te darás cuenta de que escuchar activamente a la persona con la que estás enojado es más fácil: también es más fácil transmitirle tu mensaje a esa persona. Bajar su tono hará que baje el suyo.

Paso 9: Evite el comportamiento irrespetuoso

Claramente, hay algunas cosas – gestos, comportamientos – que usted necesita evitar si va a usar la ira de manera constructiva.

Paso 10: No tenga miedo de tomarse un descanso si comienza a sentirse enojado y reanuda la discusión más tarde.

No tengas miedo de decirle a la otra persona: «Creo que hemos llegado lo más lejos posible con este asunto ahora mismo, pero realmente creo que deberíamos continuar nuestra discusión en una fecha posterior. ¿Estás de acuerdo?» Algunos problemas tardan más en resolverse que otros.

Esta estrategia sólo funciona si realmente se reanuda la discusión más tarde. De lo contrario, todos sus esfuerzos constructivos fueron en vano!

Paso 11: Hágalo una conversación de dos vías

Cuando se trata de tratar su enojo de una manera constructiva, usted también tiene que dejar que la otra persona tenga un turno. La ira vengativa y simplemente «desahogarse» no involucra a la otra parte excepto como objeto de tu ira. Estás tratando de hacer algo diferente en este caso.

Paso 12: Reconozca que ha progresado

Los viejos malos hábitos como la ira vengativa son difíciles de erradicar. Por lo tanto, si usted está tratando de comenzar a usar el enojo de manera más constructiva, es importante reconocer cuando se está progresando en cualquier parte del camino. Luego pregúntele a la otra persona si está de acuerdo en que se ha logrado un progreso.

Esperas, por supuesto, que ella diga que sí. Pero si no lo hace, está bien. Tal vez cambie de opinión en el futuro. (Lo más importante, no te enojes sólo porque ella no está de acuerdo contigo!)

ADD YOUR COMMENT