Costes reales, presupuestados y estándar

Los costos reales en los que incurre una empresa pueden diferir (aunque es de esperar que no sean demasiado desfavorables) de sus costos presupuestados y estándar. Recuerde que las distinciones de costos ayudan a los gerentes a apreciar mejor las cifras de costos que los contadores adjuntan a los productos que son fabricados o comprados por la empresa.

  • Costes reales: Costos basados en transacciones y operaciones reales durante el período que acaba de finalizar, o que se remontan a períodos anteriores. La contabilidad de estados financieros se basa principalmente (aunque no totalmente) en las transacciones y operaciones reales de la empresa; el enfoque básico para determinar el beneficio anual es registrar los efectos financieros de las transacciones reales y asignar los costes históricos a los períodos beneficiados por los costes. Su costo real puede ser un poco (o mucho) diferente a mi costo real. Por ejemplo, una empresa que vende productos puede elegir entre el método FIFO (First-in, First-out) o el método LIFO (Last-in, First-out). Las cifras resultantes de los gastos de precio de coste y del coste de inventario pueden ser muy diferentes.
  • Costes presupuestados: Costos futuros, por transacciones y operaciones que se espera que se realicen en el próximo periodo, en base a las previsiones y objetivos establecidos. Los costes fijos se presupuestan de forma diferente a los costes variables. Por ejemplo, si se pronostica que el volumen de negocios aumentará en un 10%, los costes variables aumentarán definitivamente en consecuencia, pero los costes fijos pueden o no tener que incrementarse para acomodar el aumento del volumen de negocios.
  • Costes estándar: Costos, principalmente en el área de fabricación, que se diseñan cuidadosamente en base a un análisis detallado de las operaciones y a los costos de pronóstico para cada componente o paso de una operación. El desarrollo de costos estándar para los costos variables de producción es relativamente sencillo porque la mayoría son costos directos. En cambio, la mayoría de los costes fijos son indirectos y los costes estándar de los costes fijos se basan necesariamente en métodos más arbitrarios, mientras que algunos costes variables son indirectos y deben asignarse a productos específicos para obtener un coste estándar completo (total) del producto.
  • ADD YOUR COMMENT