Fatiga suprarrenal e irritaciones intestinales y de la vejiga

  1. Salud
  2. Enfermedades
  3. Fatiga suprarrenal
  4. Fatiga suprarrenal e irritaciones intestinales y de la vejiga

Libro Relacionado

Fatiga suprarrenal para tontos

Por Richard Snyder, Wendy Jo Peterson

Algunas afecciones que afectan el intestino y la vejiga están fuertemente asociadas con la fatiga suprarrenal. Hablemos de dos de estos estados médicos: el síndrome del intestino irritable y la cistitis intersticial.

La relación entre el intestino y la fatiga suprarrenal

Usted puede haber notado que no está digiriendo bien los alimentos. Tal vez no importa lo que usted coma, usted experimenta acidez estomacal. O siempre estás corriendo al baño debido a la diarrea. O empiezas a encontrarte esforzándote y sufriendo de estreñimiento extremo.

Tal vez ciertos alimentos que usted come hacen que desarrolle dolor abdominal con calambres. Tal vez el dolor aparece incluso cuando no estás comiendo. Si usted tiene alguno o todos los síntomas anteriores, puede estar experimentando el síndrome del intestino irritable (SII).

Cuando el coautor Rich estaba en la escuela de medicina, el pensamiento sobre el SII era que era puramente psicológico (es decir, el estrés severo parecía ser el desencadenante para el desarrollo del SII). Minimizar o eliminar el factor estresante pareció ayudar a los síntomas abdominales.

El SII también fue considerado un diagnóstico de exclusión por la mayoría de los profesionales médicos, lo que significa que si otras causas de colitis -inflamación del intestino grueso- no se encontraban ni por colonoscopia ni por endoscopia, el médico se quedaba con el diagnóstico de SII.

Eso fue entonces; esto es ahora. Estamos aquí para decirle que el SII es mucho más que un factor estresante psicológico. El resultado final es este: Si tiene síntomas de SII, comuníquelos a su médico. Y si le han diagnosticado SII, hable con él o ella sobre la evaluación de la fatiga suprarrenal.

La relación entre la vejiga y la fatiga suprarrenal

Con la fatiga suprarrenal, una afección común que afecta a la vejiga es la cistitis intersticial (CI). En términos sencillos, se trata del síndrome de dolor de vejiga (SVD). Si alguien está sufriendo de CI, es probable que la fatiga suprarrenal esté presente y probablemente lo haya estado por un tiempo.

Para muchas personas, especialmente las mujeres de 30 y 40 años, la CI es una afección dolorosa y debilitante. Los síntomas pueden incluir lo siguiente:

  • Urgencia urinaria (sentir que tiene que ir al baño todo el tiempo, incluso cuando no lo hace)
  • Frecuencia urinaria (evacuación frecuente)
  • Disuria o sensación de ardor al orinar; el dolor de la cistitis intersticial puede ser intenso, agudo y punzante en la vejiga.
  • Hematuria, o la presencia de sangre en la orina
  • Dolor de espalda y fiebre

Al igual que la fatiga suprarrenal, la cistitis intersticial puede no ser reconocida de inmediato por su médico. Todos los síntomas anteriores también pueden indicar una infección urinaria simple (ITU). Si usted acude a su proveedor de atención médica con estas quejas, la reacción típica de la rodilla es prescribir un antibiótico para una presunta infección urinaria. Una ITU difiere de la CI en dos aspectos básicos:

  • Por lo general, la cistitis intersticial no mejora con los antibióticos, mientras que la infección urinaria sí lo hace.
  • En el caso de la cistitis intersticial, un cultivo de orina a menudo es negativo; no muestra la presencia de una infección.

Las causas de la CI son muchas, pero una de las principales es la sensibilidad a los alimentos, especialmente la sensibilidad al gluten. Hay una gran conexión entre la enfermedad celíaca y el desarrollo de la CI. Los alimentos como los tomates también pueden irritar la vejiga.

Un urólogo puede confirmar la CI con una cistoscopia. Con este estudio de diagnóstico, un catéter flexible llamado cistoscopio (una leva de la vejiga) entra a su vejiga para que el urólogo pueda buscar signos de inflamación.

El tratamiento para la CI es multifacético e incluye llevar un diario de los alimentos y eliminar el gluten de la dieta. Hacerse la prueba de sensibilidad a los alimentos puede ser útil. Además, el medicamento recetado polisulfato de pentosano (Elmiron) ha ayudado a las personas con CI. Este medicamento es el único medicamento oral aprobado por la FDA de los Estados Unidos para el tratamiento de la cistitis intersticial.

ADD YOUR COMMENT