Una guía de papá sobre las relaciones sexuales programadas para quedar embarazada

Cuando usted y su pareja están tratando de quedar embarazadas, hay algunas cosas que deben y no deben hacerse para programar el sexo. El hecho de que hayas anotado el sexo en tu calendario no significa que sea otra obligación que te consume el tiempo y te falta emoción. Después de todo, esta cita tiene una ventaja mucho mayor que el promedio de visitas al dentista.

Debido a que usted tiene sólo unos pocos momentos ideales cada mes para concebir, usted necesita hacer tiempo para tener relaciones sexuales en esos días, lo cual requiere planificación. Siga estos consejos para asegurarse de que su vida sexual no sufra por el bien de la concepción.

  • Ponga el sexo en su calendario. Lo creas o no, esperar a tener relaciones sexuales toda la semana puede ser muy emocionante. Los juegos preliminares verbales que conducen a la relación sexual sólo aumentan la excitación.
  • Si es posible, planee una cita esa noche para que sea una velada romántica en toda regla. Hacer que se trate sólo del sexo aumenta la presión para desempeñarse.
  • Participe en los juegos preliminares. En la televisión y en las películas, a menudo se ve a la mujer que ovula exigir sexo en el momento en que su temperatura corporal le hace creer que es el mejor momento. Asegúrese de mantenerlo romántico e íntimo. Un ligero masaje, tocar y besar deberían ser suficientes.
  • Mézclalo todo. Recuerde que aunque algunas posiciones se supone que son mejores cuando está tratando de concebir, eso no significa que tenga que permanecer en la misma todo el tiempo.
  • Manténgalo espontáneo. Saber la fecha exacta en la que vas a tener relaciones sexuales no significa que el ambiente tenga que seguir siendo el mismo. Ponga música, encienda velas, tome un baño caliente (no demasiado caliente – recuerde, usted no quiere sobrecalentar a los niños!), o incluso haga una fantasía si su pareja está a bordo.
  • Ayude a que las secuelas sean agradables. Es posible que su pareja quiera elevar sus piernas y permanecer en la cama por un tiempo después de la relación sexual para darle al semen la mejor oportunidad de quedarse quieto. Ayúdela a elevar sus piernas, y luego póngale su programa favorito o léale un libro. No te levantes y la dejes sola.
  • Tener sexo no programado. Dejar que la naturaleza siga su curso de vez en cuando está bien, incluso cuando el camino a la concepción es más parecido a conducir en un tráfico de parachoques a parachoques que en la autopista. Después de la eyaculación, los espermatozoides pueden vivir en el tracto reproductivo de la mujer hasta cinco días.
  • No te esfuerces demasiado. El sexo conlleva su propio conjunto de expectativas complejas e inducidas por la ansiedad, pero ahora que las expectativas incluyen la creación de un bebé, la presión puede llegar a ser francamente abrumadora. Si usted experimenta problemas de rendimiento, ya sea mental o físico, debido al estrés del momento, hable con su pareja. No le harás un favor a nadie teniendo sexo como si estuvieras tomando el SAT.
  • No hables del bebé. A menos que hablar de dejarla embarazada sea excitante para su pareja, mantenga la discusión sobre el bebé fuera de la ecuación sexual. Aunque tratar de tener un bebé requiere de hecho sexo, hablar de dejarla embarazada mientras tiene relaciones sexuales probablemente no incendiará su dormitorio.
  • No bebas antes de tener sexo. El alcohol puede causar problemas de rendimiento, y lo último que quieres hacer es decepcionar a tu pareja porque tomaste demasiadas cervezas.
  • No asuma que su pareja no está interesada tanto en el placer como en la concepción. De hecho, los estudios muestran que las mujeres que tienen orgasmos tienen una mayor probabilidad de concebir que las que no lo tienen.
  • No la hagas reír después. Mantener el sentido del humor durante el sexo siempre es bueno, pero mantenga la comedia al mínimo después de eyacular. La risa tensa los músculos que hacen que el semen salga, reduciendo la posibilidad de concepción.
  • ADD YOUR COMMENT